¿Te espían en internet?
Descubre cómo proteger tu privacidad

Noticias y Novedades

 

En el vasto océano digital actual, en donde todos estamos conectados e intercambiando información, navegar sin un rumbo claro puede exponernos a peligros acechadores. Es por eso que proteger nuestra privacidad en línea se ha vuelto más importante que nunca. Pero, ¿cómo fortalecer tu ciberseguridad sin tener que recurrir a los mismos consejos de seguridad de siempre?

¡Acompáñanos en esta travesía y descubre cómo navegar sin terminar como el Titanic!

¿Qué son las cookies?

Las cookies, esos pequeños rastreadores que los sitios web instalan en tu computadora, son como sirenas digitales que te cantan dulces melodías para atraparte en sus redes. Saben qué páginas visitas, qué te gusta e incluso qué productos miras.

Pero no todas las cookies hacen lo mismo, alguien ya se tomo el trabajo y las clasificó de la siguiente manera:

1. Cookies de sesión: Son temporales y se eliminan automáticamente cuando cierras tu navegador.

  • Ejemplo: Te ayudan a recordar lo que has añadido al carrito de compras en una tienda online.

 

2. Cookies persistentes: Duran más tiempo, incluso después de cerrar el navegador, hasta que caducan o las elimines manualmente. Tienen un mayor impacto, ya que pueden rastrear tu actividad en diferentes sitios web.

  • Ejemplo: Te permiten mantenerte conectado a un sitio web sin tener que iniciar sesión cada vez.

 

3. Cookies propias: Creadas por el sitio web que estás visitando. Su impacto en la privacidad es variable, ya que depende de las políticas del sitio web.

  • Ejemplo: Se utilizan para recordar tus preferencias de idioma o ubicación.

 

4. Cookies de terceros: Creadas por otras empresas o sitios web que no son el que estás visitando. Tienen un gran impacto ya que pueden compartir tus datos con terceros.

  • Ejemplo: Se utilizan para mostrar publicidad personalizada o rastrear tu actividad en diferentes sitios web.

 

5. Cookies técnicas: Esenciales para el funcionamiento del sitio web, como permitirte navegar o realizar compras. Generalmente son de bajo impacto, ya que solo son necesarias para la funcionalidad de la página.

  • Ejemplo: Te permiten iniciar sesión en un sitio web o acceder a áreas seguras.

 

6. Cookies de personalización: Recuerdan tus preferencias y te ofrecen una experiencia personalizada.

  • Ejemplo: Recomendarte películas o series que te puedan gustar o en alguna red social sugerirte personas a las que seguir:

 

7. Cookies de análisis: Recopilan información sobre cómo usas el sitio web, como las páginas que visitas y el tiempo que pasas en ellas.

 

8. Cookies publicitarias: Se utilizan para mostrarte anuncios personalizados en función de tus intereses y actividad en línea. Son de mayor impacto, ya que pueden rastrear tu actividad en diferentes sitios web y compartir tus datos con terceros.

  • Ejemplo: Te pueden mostrar anuncios de productos que has visto anteriormente en otros sitios web.

 

Pero, ¿existe alguna solución de seguridad eficaz basada en los resultados?

Para muchas organizaciones, en particular las pequeñas y medianas empresas, es casi insostenible crear internamente un programa de operaciones de seguridad.

Un tema muy importante tratado en el informe es el MDR (Managed Detection Response), este servicio combina tecnología avanzada con expertos humanos para detectar, investigar y responder a amenazas.

 

Podés leer el artículo completo en el siguiente enlace:

¿Te espían en internet? Descubre cómo proteger tu privacidad

 

 

×